jueves, 23 de agosto de 2007

Carta para Dios, 20/08/07

CARTA PARA DIOS, toc…toc…

Buenos días padre, hoy quise hacer nuestra comunicación por escrito y publicarla, porque las palabras desde la Tierra hasta el Cielo, no están llegando, se pierden en el camino, se las lleva el viento, un perro en la boca o tal vez algún zamuro de esos que están siempre al acecho.

Supongo que estás muy ocupado con el mundo que creaste, pero acá en mi país dicen : “ pida mija, que no saben si están por darle..”

Usted sabe que muchos venezolanos están sufriendo mucho y que nuestros gobernantes no han logrado darle la mayor suma de felicidad a nuestro pueblo, como lo manda la constitución ( esa que quieren eliminar sin nuestra aprobación ) y por sobre todas las cosas, lo exige tu ley, los mandamientos, que pocos recuerdan, no matarás, amarás a tu prójimo como a ti mismo, honrarás a tu padre y madre, no hurtarás, no codiciarás la casa de tu prójimo, ni la mujer, ni el buey, ni cosa alguna de tu prójimo, bueno en fin, hasta a mi se me olvidaron. ( lo del buey era en esa época, digamos ahora el carro..)

Mi país Venezuela, está muy triste, solo y abandonado, por nosotros mismos claro. Faltan pocos meses para una nueva Navidad, pero todos hasta olvidaron lo que se celebra y por tanto la convertimos en una falsa celebración, pero ni siquiera eso es posible en nuestra patria, porque tenemos años sin poder celebrar nada en un país en crisis profunda de anti valores y bueno, la lista es muy grande. No somos felices.

Guardo en mi interior una vela encendida, que me ilumina y me llena de esperanzas y fuerzas para continuar.
Solo te pido una cosa, QUE ILUMINES A TODOS LOS VENEZOLANOS, para salvar nuestra patria.

Nuestro pueblo olvidó a amar y en tiempos de desasociego, intranquilidad, incertidumbre y ausencia de paz, mis hermanos no logran enfrentarse a las prioridades, la patria. Se conforman atacándose los unos a los otros, se hacen daño, no les importa lastimar al amigo, al otro; eso de ser “ humanos “, como que se dejó a un lado, porque primero importo “ yo “ y luego criticamos al de Miraflores. Cada quién vive para sí mismo, para su sustento, ay Dios, debes estar muy molesto y dolido con nuestra actitud. Olvidamos el amor que nos trajiste un día como lección de vida.

Y la vida tan breve…I am in trance…

Yo estoy plenamente segura que usted estará siempre de nuestro lado y somos nosotros los que debemos dar ese paso importante para conseguir cambiar nuestro hoy. Yo tengo fe, pero temo por los que no despiertan ni reaccionan.

Apuesto una mía, perdón por apostar, pero muchos se burlarán de mi escrito, se reirán y entre ellos me criticarán, pero está dedicada a ti y eso me basta.

Toca el corazón de mis hermanos, hazle una oferta para limpiar su alma y puedan arrojar sus miserias, sus odios, sus envidias, sus celos y todo lo malo que llevamos adentro cada uno de nosotros, despojo del alma pues.

Enséñanos nuevamente a amar y que podamos todos con nuestras diferencias, ayudar a nuestra Venezuela.

Gracias

Atentamente,

Ovario

4 comentarios:

unocontodo dijo...

Amén

Rosa dijo...

Amen, Amen y Amen

Lola dijo...

Dios no se mete en eso...tu crees que los cubanos no han rezado bastante???

VenezuelaLibre226 dijo...

Hola Ovario, Dios nos da las herramientas, el trabajo de nosotros es saber usarlas...

Excelente el trabajo que realizas en este blog, me gustaria ponerme en contacto contigo, soy de venezuelalibre226 (http://venezuelalibre226.blogspot.com) escribeme a venezuelalibre226@hotmail.com, gracias de antemano